Nico Rosberg y Lewis Hamilton en el GP Abu Dhabi 2015

Mercedes podría cambiar un cambio en su alineación de pilotos en caso de que la complicada relación entre Lewis Hamilton y Nico Rosberg se mantuviera la próxima temporada. Los directivos del equipo están preocupados y molestos.

Como ya ocurriera a final de 2014, los rumores sobre un posible cambio de pilotos en el equipo Mercedes han vuelto y con el mismo argumento. La relación entre Hamilton y Rosberg se debilitó bastante la pasada campaña, lo que dio lugar a numerosos rumores y debates, pero este año las cosas se han complicado todavía más, por lo que el debate ha vuelto a avivarse.

En este caso las fuentes provienen directamente y de manera abierta desde el propio equipo, en el cual han apreciado los constantes disgustos tras cada una de las carreras disputadas. Según cree el director deportivo, cuando uno de los dos no se lleva la victoria muestra una actitud muy pesimista.

“Luchamos para ganar carreras los domingos y siempre tenemos a un piloto molesto. Esto se nota en el equipo. Es algo que tiene que parar”, afirma Toto Wolff.

Posteriormente, Wolff ha explicado las razones por las cuales se decidió contar con dos pilotos competitivos de primera línea. El fichaje de Lewis Hamilton en 2013 se dio cuando todavía estaban en mitad de la parrilla, lejos de la posición privilegiada en la que se encuentran ahora, por lo que el objetivo primordial era mejorar en la medida de lo posible. Sin embargo, ahora se piensa en posibles soluciones, y una de ellas sería echar al menos a uno de ellos.

“Tomamos la decisión de tener a dos pilotos igualados, con el fin de hacer progresar al equipo más rápido y mejor. Fue una decisión muy consciente hace tres años. En el futuro, vamos a considerar si es lo mejor para el equipo. La personalidad y el carácter dentro del equipo, es un ingrediente crucial para el éxito. Si sentimos que no está alineado con el consenso general, el espíritu y la filosofía dentro de la escudería, podríamos considerar tomar una decisión, en cuanto a la alineación de pilotos cara al futuro. Creo que es importante contar con pilotos de talento y rápidos con la coche. Pero nosotros queremos trabajar con buenos chicos”, añade contundentemente el director del equipo Mercedes.

En definitiva, el austriaco está lanzando un aviso público a sus dos empleados dejando claro que la máxima prioridad es el equipo, mientras que ellos son prescindibles. A pesar de todo, Wolff se siente orgulloso del conjunto que han formado y quiere mejorar su punto flojo en privado, aunque la advertencia la ha hecho sin contemplaciones ante los medios.

“Hay mucho que hacer a puerta cerrada. Siento que el equipo es más fuerte que nunca. Estamos teniendo gran unidad dentro del mismo, pero la difícil relación de los pilotos es una de nuestras debilidades. Y eso no es bueno. Si tuviera que analizar cuáles son las mayores fortalezas y la mayor debilidad del equipo, yo diría que la mayor fortaleza es la calidad y el carácter de las personas dentro de la escudería. La mayor debilidad, es la dinámica de la relación entre los pilotos, y a veces, entre los pilotos y el equipo”, concluye Wolff admitiendo errores tras una temporada casi perfecta en cuanto a resultados en pista.

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario ACEPTAR
Aviso de cookies