Desde que llegó David Moyes al banquillo de la Real Sociedad no parece que los jugadores hayan asimilado bien su sistema de juego, aunque es imposible asegurarlo sin saber lo que se cuece en el vestuario.

David Moyes, por el momento, es un entrenador más que ha ocupado el banquillo de la Real Sociedad. Desde su llegada ha logrado cosas positivas y negativas. Muchas veces me pregunto qué es lo que sucederá en el vestuario realista. Con Arrasate veíamos un equipo perdido, pasado de forma y que no sabía a qué tenía que jugar. Llegó Moyes y recuperamos el rumbo y la solidez defensiva, físicamente el equipo se encuentra mucho mejor, hay que decirlo. Por el contrario, seguimos sin saber a qué jugamos.

No se puede achacar esta responsabilidad únicamente al entrenador, también existen otros factores que afectan al juego del equipo. No sabemos de la implicación de los futbolistas, ni conocemos otro tipo de circunstancias ajenas que afectan al juego. Pero sí es verdad que se empiezan a esbozar algunas pinceladas contradictorias de las que Moyes tiene cierta responsabilidad.

Sabíamos que el domingo vendría un Athletic peleón, marrullero y buscando el juego sucio. Esto es algo que a Raúl García y a Aritz Aduriz se les da genial. Los de Bilbao son un equipo peleón, que presiona con intensidad, por lo tanto sabíamos que el juego combinativo en el centro del campo no iba a ser sencillo. Es por esto que la Real se adaptó a las circunstancias y optó por jugar balones en largo, un juego más directo, más británico. Hasta aquí poco se puede decir, el entrenador es el que tiene esta responsabilidad. Lo que parece contradictorio es que pongamos en el campo a dos jugones como Rubén Pardo y Sergio Canales. No eran los más aptos para ese tipo de juego. Seguramente Bruma y Xabi Prieto (retrasando a Zurutuza) habrían provocado una mejora en el fútbol de la Real optando por ese estilo de juego. La técnica del capitán y su poder en el juego aéreo hubiera sido muy útil. Bruma con su velocidad creó mucho peligro durante los 20 minutos que jugó, además se trata de un buen jugador con el que buscar la espalda a la defensa adelantada de Valverde.

Al final, como se suele decir, en España todos somos entrenadores de fútbol, y desde la barrera se ve todo mucho más fácil. De cualquier manera, el esfuerzo económico realizado para esta temporada, así como la plantilla que tiene este equipo da para mucho más. Solo debemos ser pacientes, el tiempo pone a cada uno en su lugar y a esta gran Real Sociedad le quedan aún 32 jornadas por disputar.

Todos sabemos que este equipo da para más
OPINIÓN | ¿Qué le pasa a la Real?Desde que llegó David Moyes al banquillo de la Real Sociedad no parece que los jugadores hayan asimilado bien su sistema de juego, aunque es imposible asegurarlo sin saber lo que se cuece en el vestuario. David Moyes, por el momento, es un entrenador más que ha ocupado el banquillo de la Real Sociedad. Desde su llegada ha logrado cosas positivas y negativas. Muchas veces me pregunto qué es lo que sucederá en el vestuario realista. Con Arrasate veíamos un equipo perdido, pasado de forma y que no sabía a qué tenía que jugar. Llegó Moyes y recuperamos el rumbo…

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario ACEPTAR
Aviso de cookies