Ayer, 29 de Noviembre, y tras la derrota del Valencia en el Estadio Ramón Sanchéz Pizjuán ante el Sevilla por 0-1, el ya ex entrenador del conjunto ché anunciaba el final de su etapa como entrenador del Valencia, pero ¿cuáles han sido las razones?

Ayer, Nuno Espirito Santo anunciaba que dejaba de ser entrenador del Valencia. Hoy se despedirá de los miembros de la plantilla. Y durante los siguientes días, la gente se preguntará cuales han sido realmente las razones por las que el técnico portugués ha “dimitido”.

Y digo “dimitido” porque tengo serías dudas de que se haya ido él quien se ha marchado por su propia voluntad. En mi humilde opinión, la famosa conversación telefónica que mantuvieron el dueño del club Peter Lim y el técnico no sucedió tal y como nos han contado. No fue Nuno el que le dijo a Lim “me quiero ir”, sino que fue Lim el que le dijo a Nuno “te tienes que marchar”. Es decir, Peter Lim sabía que tenía que despedir a Nuno, pero por la amistad que los une decidió darle la oportunidad de ser él quien tomase la puerta de salida, y no obligarle a despedirlo de manera fulminante.

Así las cosas, los motivos por los que Nuno se ha ido del banquillo del Valencia están bastante claros para cualquier aficionado del Valencia al cual preguntes. Vestuario en contra, afición en contra y malos resultados, un cóctel el cual no puede llevar sino al despido. ¿Pero porque ha tenido a la afición y al vestuario en contra? He aquí, en mi humilde opinión, las razones:

  • El inicio en el club: Nuno ha sido un enchufado, eso es algo que está fuera de toda duda. Cuando Peter Lim se hizo con la propiedad del club estaba claro que iba a designar a quien él deseará para cada puesto, y el de entrenador no iba a ser menos. En el momento en el cual Pizzi ilusionaba a la afición como un entrenador que les llevaría a lo más alto, fue despedido de manera fulminante para colocar a Nuno. Un inicio que no gustó, pero que durante un año paso desapercibido a causa de los resultados positivos.
  • La marcha de Salvo, Rufete y Ayala: La salida de los tres de las direcciones del club no gustaron nada entre la afición del Valencia. El motivo era simplemente que son personas que lo han dado todo por el club de Mestalla y que eran (y aún lo son) ídolos de la afición, además de que todos estaban cumpliendo a la perfección con su función dentro del club. La marcha dejó a Nuno como centro de todas las críticas, ya que la salida de estos tres se había producido por las disputas con el entrenador. Lim decidió ahí prescindir de los ídolos de la afición para favorecer a su entrenador (como si Florentino Perez hubiese echado a Di Stefano para colocar a un amigo suyo). Un error que no se puede cometer, ya que el público jamas va a estar en contra de Lim, ya que ha evitado la desaparición del club, y que dejaba a Nuno como objetivo de las críticas.
  • La política de fichajes: Si bien es cierto que Nuno no tiene toda la culpa en este asunto, si que posee la mayor parte. ¿Por qué? Porque ha sido él quien ha decidido los fichajes en base a un criterio de juventud y ambición, cuando la experiencia siempre es necesaria. Unos fichajes en este último periodo de traspasos que no causaron ilusión a la afición, como si lo hicieron antaño el fichaje de Otamendi, Negredo o André Gomes. Por otra parte, salidas como la de Otamendi tampoco han favorecido al entrenador, ya que perder un líder como lo era el argentino no es nada bueno, aunque en esto último nada de culpa tiene el luso.
  • El “caso Negredo”: La tan famosa “bomba” que anunciaba Nuno en agosto del 2014 le ha acabado por estallar en la cara. Las no-convocatorias del ariete vallecano tras una entrevista en el diario Marca han condenado a Nuno. Aunque los motivos que se dieron siempre han sido que no estaba bien deportivamente, el hecho de que sus propios compañeros le apoyasen y dijesen públicamente que Negredo era de los que mejor entrenaba, han hecho saltar por los aires la versión de Nuno. Nunca se sabrá si realmente había motivos personales en esta disputa, pero todo apunta a ello. Nuno forzó a la afición y al vestuario a elegir entre él y el ariete, pensando que saldría victorioso por lo conseguido en el pasado, algo que finalmente no ha hecho. Esta situación le ha hecho tener en contra a la afición y sobretodo, al vestuario, el cual no entendía las razones de dar la espalda a un líder como lo es Negredo.
  • Las alineaciones: Este último motivo puede parecer una verdadera tontería, pero no lo es para la afición. Más allá de Negredo, los XI que montaba el técnico luso con jugadores totalmente fuera de forma o con experimentos ante rivales como el Atlético de Madrid o ayer el Sevilla le han condenado ante la afición (por enésima vez), quien consideraba estas alineaciones auténticos suicidios ante rivales que no se podían permitir.

Y estas son las razones por las cuales Nuno “se ha ido”. Cada uno tendrá su visión de las cosas y es posible que no creáis estos motivos como los adecuados, al igual que es posible que creáis que Nuno sigue siendo el entrenador adecuado para el Valencia. Eso ya depende del pensamiento de cada uno.

Sea como sea, lo único que queda claro es que todos los aficionados valencianistas solo queremos los mejor para nuestro club, y que no hay nadie en este mundo con más ganas de salir adelante que nosotros. Tal y como dice el cántico:

“Pasa el tiempo, pasa la gente, jugadores y presidentes, y nosotros aquí presentes, te animamos hasta la muerte”

Así que, pase lo que pase, y pase quien pase, siempre y desde mi corazón y mi alma: ¡¡AMUNT VALENCIA!!

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario ACEPTAR
Aviso de cookies