¿Estás ingresando ahora en el mundo de las actividades físicas, o bien, buscas nuevos aires en el gimnasio? Hoy hablaremos sobre uno de los deportes más recomendados por médicos y profesionales de educación física: la natación.

Este deporte es uno de los más practicados del planeta, y no es para menos. Aparte de ser una actividad en donde se introduce a los niños desde edad temprana con el propósito de instruir a nadar para prevenir accidentes en piscinas, playas y estanques, etcétera, asimismo ejercita todas y cada una de las partes del cuerpo, mejorando mucho su acondicionamiento físico. Todo ello con la increíble ventaja de ser una modalidad con mínima compresión en las articulaciones de la columna, las caderas y las rodillas, facilitando la práctica por personas de todas y cada una de las edades, desde bebés, embarazadas e inclusive personas mayores.

Aparte de beneficiarnos a la hora de perder calorías, robustece los músculos, aumenta la capacidad respiratoria y calma el agobio. ¡Las ventajas no se detienen ahí! Pensando en ello, en esta ocasión, presentamos una lista de 4 de los mejores beneficios a la hora de practicar natación:

1- Estimula el perder peso

Si su objetivo es poder perder esos kilogramos de más, la natación es una genial opción. Debido a que se emplea todo el cuerpo para moverse en la piscina gasta muchas calorías. ¡Tome un par de días de la semana para asistir las clases y verá que pronto conseguirá llegar a su meta!

2- Amplía la capacidad respiratoria

Una clase de natación bien realizada ayuda a acrecentar la resistencia física mejorando la captación, el transporte y el empleo del oxígeno por los músculos. Aparte de acrecentar su capacidad pulmonar y cardiovascular.

3- Robustece los músculos

La natación es un deporte que activa coordinadamente tanto la parte superior como la inferior del cuerpo, con lo que podemos decir que trabaja todos y cada uno de los conjuntos musculares. Y como se practica en el agua, doce veces más espesa que el aire, el nadador precisa una fuerza mayor, fortaleciendo y desarrollando los músculos en todos los ejercicios.

4- Adiós al estrés

El agua por sí mismo es ya relajante, conque realizar clases de natación le va a traer un bienestar y una sensación de higiene mental, o sea, vas a salir sintiendo que te cuidas y esto te va a ayudar a encarar el agobio del día tras día. Además de esto, cuando el cuerpo esté sumergido, el agua te va a relajar y si el agua se calienta, los músculos se van a sentir aún más relajados.

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario ACEPTAR
Aviso de cookies