Saber de qué forma perder grasa se puede reducir a una cuenta simple. Hay que gastar más calorías que el valor que consumimos todos y cada uno de los días. Eso quiere decir que hay que reducir la ingestión de calorías y acrecentar la frecuencia de actividad física.

Grasa vs músculos

Es esencial explicar la diferencia entre grasa y masa magra, por el hecho de que esta última es esencial para el proceso de adelgazamiento.

“Grasa” es todo cuanto conocemos como tejido graso, que no es más que la grasa presente en nuestro cuerpo o bien las células que pueden ocasionar una serie de enfermedades cardiovasculares e inclusive inconvenientes en el hígado, entre otros muchos.

No obstante, la masa magra es todo cuanto está libre de grasa. Aunque esto sólo se encuentra en los músculos que tienes en tu cuerpo.

¿Cómo aumentar o retener la masa magra?

Nuestra síntesis de proteínas, responsable del incremento del músculo, no es más que la consecuencia de una buena alimentación y de entrenamiento. De hecho, al entrenar, “dañamos” levemente nuestras fibras musculares, que en el proceso de “regeneración” se hacen poco a poco más fuertes y más grandes.

Eso, realmente, es uno de los mayores cuidados que un atleta toma en la musculatura, puesto que la nutrición equivocada o bien la carga equivocada de ejercicios físicos pueden crear un proceso inverso, y entonces termina perdiendo esta masa cuando adelgaza.

Este incremento de la masa muscular causa un importante beneficio para nuestro organismo: cuanto mayor es la cantidad de músculos, más grasa quemarás. Por tanto, si bien la masa muscular es más espesa y pesa más en nuestro cuerpo (lo que puede dar la impresión de que no estamos adelgazando, o bien mejor dicho, perdiendo peso como quisiéramos), sí quema grasa de forma más eficaz y hace que su cuerpo reduzca medidas.

A fin de que esto ocurra, debes buscar alcanzar una alta frecuencia cardíaca; con lo que acabarás quemando grasa y reduciendo los músculos. Esto sucede por cuenta de nuestro glucógeno muscular, que cuando se agota, la grasa toma su lugar en la combustión que genera energía.

Además de esto, hay que tener precaución con su dieta, comer cada 3 horas, eludir la ingestión de azúcar y grasa y emplear 3 porciones de proteínas al día. A lo largo de los almuerzos entre comidas,  es esencial escoger comestibles más sanos que tengan una pequeña cantidad de proteína e hidratos de carbono saludables.

También el sueño desempeña un papel esencial en este proceso. Quien duerme mal, sin quererlo, está perjudicando su entrenamiento y, también, su proceso de adelgazamiento.

En consecuencia, es esencial tener en cuenta que el incremento de masa muscular ayuda a perder peso de forma más rápida y saludable.

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario ACEPTAR
Aviso de cookies